Cómo tener amistades verdaderas (segunda parte)

Por: Roberto Manzanares

II.- NOS PROPORCIONA AYUDA EN LAS COSAS ESPIRITUALES

1.- AMANDO LA PALABRA DE DIOS (1Juan 2:3-6)

a) De un verdadero amigo nunca faltará el consejo de Dios. Usted podrá pensar que no es de mucho valor decirle algo de la Biblia a alguien, pero no es así. Lo más importante que podemos compartir con nuestros amigos es el consejo de Dios, si no lo hacemos es porque no los amamos. Nuestros verdaderos amigos siempre nos apoyarán a buscar el consejo de Dios y a amar su Palabra.

b) En lo personal, no quiero ser recordado por mis amistades porque jugaba bien football, o porque le regalé algo a alguien, sino porque pude compartirles lo que Dios dice para ellos. A las personas nos gusta compartir con nuestras amistades lo bueno que nos ha pasado, si usted no comparte con otros la Biblia es porque considera que no hay nada bueno en ella para usted ni para otros.

2.- AMANDO LA CONGREGACIÓN A LA QUE PERTENECE (Salmos 27:4)

a) Los verdaderos amigos siempre están en la casa de Dios. Ellos son los que nos animan para estar en el Templo adorando a nuestro Dios. La frase esté yo en la casa de Jehová expresa el deseo de David de estar siempre cerca de la presencia de Dios. La hermosura de Jehová habla de la «agradable naturaleza» de Dios. Su deseo más grande era vivir cada día de su vida en la presencia de Dios. Tristemente, este no es el deseo más grande de muchos que dicen ser creyentes. Pero aquellos que pueden vivir  en la presencia de Dios en esta tierra podrán hacerlo en el cielo.

b) Las amistades verdaderas nunca harán que descuidemos nuestros servicios en la Iglesia, nunca procurará alejarnos de la congregación. Muchos jóvenes hoy en día dicen: “pero es que todos mis amigos hacen así” eso demuestra que no son seguidores de Cristo sino de sus falsas amistades. Yo espero que usted tenga claro de quién es seguidor.

3.- IMITANDO LO BUENO (3 Juan 11)

a) Hermanos, necesitamos seguir los buenos ejemplos. El buen ejemplo de otros se perfecciona cuando hay amigos dispuestos a imitarlo. Un buen amigo no nos dará un mal ejemplo porque está interesado en nuestro bienestar. El salmo 1 nos enseña que no debemos andar en camino de pecadores, es decir, con personas que nos dan ejemplos incorrectos.

b) El apóstol Juan nos dice que la prueba de nuestro compromiso con Dios es que rechazamos personalmente el mal y abrazamos una vida moldeada según lo que es bueno. El estilo de vida que exhibimos es un reflejo directo de la medida en que tenemos comunión con Dios.

Conclusión: (Proverbios 18:24)  Las grandes amistades son costosas. Nadie puede tener amigos correctos si él mismo no es un amigo de verdad. Si alguien tiene malos amigos es porque es un mal amigo. Las malas amistades solo persiguen a las malas amistades. Le invito a que usted sea un amigo de verdad, un amigo conforme al corazón de Dios y tendrá amistades correctas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s