Archivo | diciembre 2011

Nuestros mejores deseos para el año 2012

Por: Roberto y Rebeca Manzanares y el equipo de trabajo de la Revista Virtuosa

Queridas hermanas, amigas, lectoras, colaboradoras y hermanos en general, damos gracias al Señor porque nos ha permitido cumplir nuestro primer año de publicaciones por este medio, pero también, porque podemos tener esperanzas en él para este año nuevo que se aproxima. El mundo anda en su agitación de siempre, en sus afanes vanos, pero los creyentes debemos permanecer siempre alertas y ocupados en los asuntos de nuestro Salvador, no en los nuestros primordialmente.

Es nuestro deseo que ustedes que son creyentes, se mantengan así… pero si aún no se han puesto a cuentas con el Señor, si aún no se han arrepentido de sus pecados y confiado en Cristo para la salvación de sus almas, lo hagan ya mismo. Jesús dijo, que de nada sirve al hombre ganar todo el mundo (tener todo lo que quiere), y perder su alma… no pierda la suya.

Que lo que el Señor nos permita vivir en 2012, sea dentro de su voluntad, que sea negándonos a nosotros mismos para hacer lo que Cristo desea… que seamos dignos de su llamado, que defendamos y conservemos nuestra fe, que descubramos todo aquello en lo que hemos estado equivocados en cuanto a la Biblia y en nuestro proceder,  y podamos corregirlo pronto… que nuestras Iglesias cuenten realmente con nosotras en sus actividades y especialmente en las de estudio bíblico… que planeemos asistir a conferencias bíblicas, leer libros edificantes, leer la Biblia completa si no lo hemos hecho, que mejoremos nuestra participación y aprovechamiento en la Escuela Dominical, que hagamos obra misionera, que realmente nos despojemos del pecado que aún nos perjudica y continuemos esta carrera de la vida cristiana… que progresemos en nuestro aprendizaje de  amar a nuestros esposos e hijos y si aún estamos solteras, que perfeccionemos la técnica de huir de las pasiones juveniles… que dejemos nuestra huella en todo lugar donde estemos, que las personas que se relacionan a diario con nosotras, vean un poco de la gloria de Cristo en nuestras vidas.

Desde luego que deseamos que sus proyectos de su vida cotidiana tengan éxito, pero solo si ponemos el Reino de Dios y su justicia primero, tenemos la promesa de que lo demás será añadido… de lo contrario, no.

Que el 2012 esté lleno de pensamientos y ocupaciones espirituales, y entre ellas, sus sugerencias para que este espacio, sea de mayor bendición para ustedes. Que el Señor les guarde cada día.

¿Qué celebramos y por qué?

Por: Roberto y Rebeca Manzanares

Jeremías 10:2-3 “Así dijo Jehová: No aprendáis el camino de las naciones…  Porque las costumbres de los pueblos son vanidad…”

Queridas amigas lectoras, ha llegado la hora de hablar de algo muy importante con relación a este mes en el que estamos. Queremos comentar estas cosas no con el ánimo de polemizar, sino para que pensemos un poco… que pongamos a trabajar nuestra mente para hallar una razón bíblica que respalde lo que hacemos. En este caso, nos referiremos a la celebración navideña.

Para comenzar, vamos a responder las preguntas con las que se titula este artículo… ¿qué celebra usted en Diciembre? Bueno… hasta los inconversos aseguran que es la época del nacimiento de Jesús (un Jesús en el cual por cierto, no creen). ¿Usted dice lo mismo? ¿Qué diría si le demostraran que Jesús no nació en la fecha que dicen y ni siquiera en el mes que dicen que nació? No cierre la página… continúe leyendo; al menos, sabrá algo que quizá nunca le dijeron antes. Lo que crea y haga luego de meditarlo, será su decisión.

Para saber cuándo nació Jesús, no podemos olvidar que su nacimiento está ligado con el de su primo, Juan el Bautista. Averigüemos pues, cuándo nació Juan. No se pueden precisar en detalle las fechas porque nuestros meses no van exactamente con los del calendario hebreo, pero podemos acercarnos mucho. El padre de Juan, era sacerdote… los sacerdotes en Israel servían por turnos muy ordenados establecidos desde I Crónicas 24, donde también leemos que eran 24 clases sacerdotales, las cuales servían en turnos de una semana cada clase. Siendo así, al llegar a la mitad del año, la primera rotación se había completado, y debía iniciarse la segunda rotación aproximadamente en el mes de Nisán (para nosotros Marzo-Abril). Por otro lado, Lucas 1:5 nos dice claramente que el padre de Juan el Bautista, el sacerdote Zacarías, era de la clase de Abías. Este Abías, tenía el turno número 8 (I Crónicas 24:10). Los sacerdotes eran llamados a servir en Jerusalén dos veces en el año, por una semana cada turno, recuerde. Si la clase sacerdotal de Abías tenía el turno 8, el sacerdote designado de esta clase debía estar en el templo alrededor de la última semana del mes de Iyar (para nosotros entre Abril y Mayo). El designado para este turno fue Zacarías.

Estando él en su ministerio de una semana, le apareció el ángel que le reveló el futuro nacimiento de su hijo Juan. Lucas 1:23-25, nos dicen que Zacarías cumplió su ministerio y regresó a su casa. Su esposa Elisabet entonces, pudo quedar embarazada entre Mayo y Junio. Ahora, bien… María recibió la noticia de su propio embarazo cuando Elisabet tenía ya 6 meses con el suyo. Es decir, que entre los meses de Noviembre-Diciembre, María comenzó su embarazo. No es difícil sacar la cuenta… Jesús pues, nació entre Septiembre y Octubre, seis meses después que Juan. 

Si estos cálculos le parecen muy complicados, ¿qué le parece lo de la visita de los pastores al pesebre? ¿Cómo podría haber pastores en las praderas con el terrible frío de invierno en Palestina? Otro dato interesante es el del censo que se promulgó en días del nacimiento de Jesús… no pudo ser en invierno… no se hacían viajes en invierno, era muy peligroso por las bajas temperaturas. No es posible que Jesús haya nacido el 25 de Diciembre. Ahora lo sabe… ya puede decidir con mayor conocimiento, lo que hará a partir de ahora. Si cree que celebra el nacimiento de Jesús, se equivocó de fecha. A nadie de sus seres amados usted le cambiaría la fecha de cumpleaños solo porque a usted le conviene, ¿o sí?… ¿celebraría el cumpleaños de su madre en Abril, si ella cumple en Agosto? ¿Le diría: “bueno mamá, como a todos nos gusta más el mes de Abril para celebrarle su cumpleaños, desde ahora lo cambiaremos.”? ¿Cambiaría usted la fecha de nacimiento de sus propios hijos por conveniencia? Se supone que homenajean a Jesús… pero él no nació en la fecha que le impusieron. ¿Cómo puede ser un homenaje a él entonces? Lo más grave es que en la fecha que han puesto, lo que se celebraba antiguamente en los países idólatras, es el nacimiento de sus dioses más ilustres… el dios sol, por ejemplo. ¿Cómo pueden celebrarle al Señor el mismo día que a los dioses falsos?

Por otro lado, ¿por qué celebra usted? Jesús dio varios mandamientos a sus discípulos, y ninguno de ellos habla de conmemorar su cumpleaños. Les dijo sobre el bautismo, les dijo sobre la Cena del Señor, sobre amarse unos a otros como él los amaba… pero nunca les habló sobre celebrarle el cumpleaños. Ellos no lo hicieron nunca… ¿por qué nosotros sí? ¿cuál es la necesidad de hacerlo? ¿por recordarlo a él? Jesús dijo cómo quería ser recordado: Lucas 22:17-19 “Y habiendo tomado la copa, dio gracias, y dijo: Tomad esto, y repartidlo entre vosotros;porque os digo que no beberé más del fruto de la vid, hasta que el reino de Dios venga.Y tomó el pan y dio gracias, y lo partió y les dio, diciendo: Esto es mi cuerpo, que por vosotros es dado; haced esto en memoria de mí.” Si los discípulos no celebraban ni tampoco enseñaron a la primera Iglesia a hacerlo, ¿por qué inventamos nosotros una cosa que Jesús no mandó ni sus discípulos enseñaron? ¿somos mejores y más inteligentes que ellos? Usted puede decir: “Bueno, es cierto, él no dijo que celebráramos, pero tampoco nos prohibió hacerlo”… Fíjese bien lo que está diciendo, porque, Jesús también dijo en Lucas 16:15 “…Dios conoce vuestros corazones; porque lo que los hombres tienen por sublime, delante de Dios es abominación.” Tenga cuidado… no sea que usted en su afán de hacer algo noble y bonito, esté siendo abominable al Señor. ¿Por qué cree que lo que le gusta a usted, forzosamente a él también le agrada? A Dios le agrada su Palabra y que la obedezcamos… si no está en su Palabra, si no es mandato de él o prohibición de él, no le agrada, al contrario, lo abomina, lo detesta, lo tiene por asqueroso y repugnante.

Ya vimos pues, que no hay nada que celebrar en esa fecha, pues el “cumpleañero” no nació en esa fecha… ya vimos que no hay razón para celebrar porque no hay base bíblica para hacerlo… lo que sí existe más bien, es base bíblica para no hacerlo, pues, como dice nuestro texto en Jeremías al inicio del artículo, no debemos hacer lo que hacen las naciones… no debemos ir tras sus costumbres vanas. Examine pues, por qué celebra y lo que celebra… si Jesús no nació en esa fecha, ¿a quién se celebra entonces? si él no mandó celebrar nada, ¿por qué usted lo hace… en qué se basa?

Por último, quiero compartirle un enlace, para lea un poco más sobre el origen de esta celebración inútil:

http://soloporgracia.galeon.com/aficiones1368185.html

¿Qué había creído usted con relación a esta celebración? ¿por qué cree que en muchas iglesias no predican sobre esta información de la fecha real del nacimiento de Cristo? Luego de meditarlo, ¿podría explicar sus razones reales para celebrar navidad? Le invitamos a que lo comente con nosotros.

¡¡¡¡¡Nuestro primer aniversario!!!!!

Queridas amigas, hermanas y colaboradoras, agradecemos al Señor que nos permite estar celebrando hoy nuestro primer aniversario en la red… gracias a ustedes por sus oraciones y colaboración con nosotras. Gracias por compartirnos cuánto les ha bendecido lo que aquí han encontrado y darnos ideas para continuar siendo de ayuda para sus vidas espirituales diariamente.

Que el Señor les bendiga abundantemente y que sigan con nosotras a lo largo de 2012, según la buena voluntad del Señor.