La Educación en el hogar

Por: Daysi de Ríos

Es exclusivamente responsabilidad de los padres educar a los hijos; no es responsabilidad de la maestra, del pastor, del vecino, del abuelo, del tío, etc. cuando se refiere a padres es papá y mamá, la responsabilidad es de los dos y si los dos se unen y giran en una misma dirección tendrán hijos felices.

Deberes de los padres para con sus hijos

Amarlos  Tito 2:4

Enseñarlos en los caminos de Dios   Prov. 22:6, Ef. 6:4

Instruirlos en la palabra de Dios      Dt. 4:9, 11:19, Is. 38:19

 Hablarles de los juicios de Dios           Joel 1:3

 Ordenarles que obedezcan a Dios  Dt. 32:46, 1 Cr. 28:9

Bendecirlos     Gn. 48:15, He 11:20

 Tenerlos en sujeción   1Ti. 3:4,12

  Corregirlos  Prov. 13:24, 19:18, 23:13, 29:17, He. 12:7

No provocarlos a ira Ef. 6:4, Col 3:21

 No unirlos en matrimonio con mundanos  Gn. 24:1-4, 28:1-2, Lm. 5:7

 Orar por sus hijos:

a)      En bien de su bienestar espiritual   Gn. 17:18, 1 Cr. 29:19

b)      Cuando enfrentan tentaciones    Job 1:5

c)      Cuando están enfermos  2 Sam. 12:16, Mr. 5:23, Jn 4:46,49

 La fidelidad de los padres tiene recompensa

a)      Son bendecidos por sus hijos  Prov. 31:28

b)      Dejan una herencia de bendición a sus hijos, Sal. 112:2, Prov. 11:21, Is. 65:23

PADRES EJEMPLARES

ABRAHAM

Génesis 18:19 Porque yo sé que mandará a sus hijos y a su casa después de si, que guarden el camino de Jehová, haciendo justicia y juicio, para que haga venir Jehová sobre Abraham lo que ha hablado acerca de él.

Ve las palabras de Jehová acerca de Abraham. ¿Qué sabía Dios acerca de Abraham? Que iba a guiar sus hijos en los caminos de Dios. ¿Fue la posición de liderazgo de Abraham pasiva o activa?

JOSUÉ

 Josué 24:15 Y si mal os parece servir a Jehová, escogeos hoy a quien sirváis; si a los dioses a quienes sirvieron vuestros padres, cuando estuvieron al otro lado del río, o a los dioses de amorreos en cuya tierra habitáis; pero yo y mi casa serviremos a Jehová.

Pregunta, ¿Quién fue el vocero para su casa? ¿Josué o su esposa? Note que Josué, quien fue un líder grande en la historia de la Biblia, fue sumiso al Señor. Josué pudo guiar ejércitos y pudo influenciar su familia para servir a Dios. ¿Padre, es usted ese tipo de hombre? ¿Está influenciando su familia para servir a Dios o es usted por su ejemplo enseñado su familia que Dios no tiene nada de importancia en su vida? No olvides hombre, que tus acciones hablan más fuerte que sus palabras.

JOB

Job 1:5 Y acontecía que habiendo pasado en turno los días del convite, Job enviaba y los santificaba, y se levantaba de mañana y ofrecía holocaustos conforme al número de todos ellos. Porque decía Job; quizá habrán pecado mis hijos, y habrán blasfemado contra Dios en sus corazones. De esta manera hacia todos los días.

¿Qué hizo Job todos los días? Estaba orando para ellos, haciendo holocaustos para ellos todos los días en caso que han pecado. En otras palabras, Job fue pendiente espiritualmente para sus hijos.

Efesios 6:4 Y vosotros padres, no provoquéis a ira a vuestros hijos, sino criadlos en disciplina y amonestación del Señor.

El rol del padre es algo serio. En la palabra de Dios, sus deberes son claramente demarcados para que nadie pueda ser ignorante de lo que Dios requiere de nosotros como padres.

Ningún otro grupo debe ser más importante que su familia.

Enseña sus hijos para amar, respetar y obedecer sus padres (por medio de su ejemplo)

Debe ser un esposo considerado y cariñoso.

No debes hablar en una manera impropia o indecorosa.

Debe poner a un lado el día del Señor y adorar como una familia.

Debe proveer espiritualmente para su familia.

Debe iniciar tiempos devotos en la palabra de Dios en su casa.

Debes ser honesto en sus tratos.

Debe respetar los miembros de su familia como individuales.

 

MADRES EJEMPLARES

SARA
“Entonces dijo Sara: Dios me ha hecho reír, y cualquiera que lo oyere, se reirá conmigo.” Génesis 21:6

Madre de Isaac. También era una mujer estéril. Pero Jehová cambió su vida y su nombre. A la edad de 90 años, ella concibió el hijo que Dios le había prometido a Abraham. Sara es descrita en el Nuevo Testamento como ejemplo de fe (Ro 4.19; Heb 11.11) y de sumisión (1 P 3.6). Se regocijó [o más bien se rió] al escuchar que recibiría la bendición de ser madre. Se convertiría más tarde en la madre del pueblo escogido por Dios.

 ANA

“Pero Ana no subió, sino dijo a su marido: Yo no subiré hasta que el niño sea destetado, para que lo lleve y sea presentado delante de Jehová, y se quede allá para siempre.” 1 Samuel 1:22

Madre de Samuel, el profeta. Esta mujer era estéril y sufría mucho por ello. En oración pidió a Jehová un hijo, el cual le fue concedido. Poco tiempo después, siendo Samuel de muy pocos años, su madre lo llevó al templo para presentarlo delante de Jehová. Allí mismo lo entregó en cuidado de Elí, el sacerdote, para dedicarlo al servicio del Señor (1 S 1.1–2.21). El cántico de Ana (1 S 2.1–10) se compara con el Magnificar de María (Lc 1.46–55). En este cántico aparece por primera vez en el Antiguo Testamento el nombre Mesías.
 

ELISABET
“Y aconteció que cuando oyó Elisabet la salutación de María, la criatura saltó en su vientre; y Elisabet fue llena del Espíritu Santo…” Lucas 1:41

Madre de Juan, el Bautista. Descrita es la Biblia como una mujer justa e irreprensible ante los mandamientos del Señor. Su embarazo también fue milagroso. Ella era estéril, y al momento de concebir era de edad avanzada. Sus palabras inspiradas por el Espíritu Santo (Lc. 1.42–45) alentaron a María, madre de Jesús.

MARÍA

“Entonces María dijo: Engrandece mi alma al Señor; Y mi espíritu se regocija en Dios mi Salvador.  Porque ha mirado la bajeza de su sierva; Pues he aquí, desde ahora me dirán bienaventurada todas las generaciones.” Lucas 1:46-48

Madre de Jesús nuestro Salvador. Halló gracia ante los ojos de Dios. Mujer judía espiritualmente sensible, fiel y obediente a la voluntad divina. Ser madre fue un milagro ya que concibió, siendo virgen, por obra del Espíritu Santo de Dios.

EUNICE
“…trayendo a la memoria la fe no fingida que hay en ti, la cual habitó primero en tu abuela Loida, y en tu madre Eunice, y estoy seguro que en ti también.” 2 Timoteo 1:5

Madre de Timoteo, mujer judía creyente en Cristo que aunque tenía un esposo gentil [griego], supo instruir a su hijo con las Sagradas Escrituras. Ella, junto con su madre Loida, fueron mujeres dignas de ser imitadas.

Un pensamiento en “La Educación en el hogar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s