Archivos

Una pausa necesaria

Por: Rebeca Argüelles de Manzanares

Eclesiastés 3:1 “Todo tiene su tiempo, y todo lo que se quiere debajo del cielo tiene su hora.”

Mis queridas hermanas y amigas… ha pasado mucho tiempo, ¿verdad?… el pasaje que cito al inicio, vino a mi mente cuando inicié esta pausa necesaria de la que quiero compartirles ahora.

Desde que mi hijo nació, tal como le pasa a toda mamá, su vida se volvió el centro de mi vida. Muchas cosas que yo hacía antes que él llegara, debieron esperar o desaparecer de mi lista de actividades. Escribir en este espacio, fue una de esas cosas. Cuando mi hijo estaba por cumplir dos años, conocí algo sobre el Método Domann que les compartí en un par de entradas anteriores (los enlaces están al final de este artículo). Comencé a prepararme para trabajarlo con él. Me entusiasmó mucho la idea de que aprendiera a leer antes de entrar a la Escuela. Deseaba que leyera la Biblia por sí mismo, así que lo hice. No tuve la reacción que esperaba de él. No mostraba interés en leer sino solo en jugar. Y aunque seguí las instrucciones del método, de hacerlo todo a modo de juego, el juego que a él le interesaba eran sus carritos. Sin embargo, por lo que pasó después, sé que lo que hice produjo resultados. No se desanimen… lo que ustedes hacen procurando que sus hijos se acerquen al Señor, tendrá resultados… quizá no cuando ustedes lo deseen, pero los verán.

Cuando cumplió tres años, un día fuimos a un supermercado al que no solemos ir a hacer nuestras compras, pero tuvimos que ir allí. Tengo la costumbre que cuando vemos un lugar donde hay algún estante con libros, invito a mi hijo a que me acompañe a verlos. Así que fuimos, y encontré un tesoro metido entre las revistas de deportes y de cocina:

No hay texto alternativo automático disponible.No hay texto alternativo automático disponible.

No hay texto alternativo automático disponible.

 

Estos son de Ediciones Saldaña. Hay desde 3 años hasta 6 años… al menos esos eran los que habían cuando visitamos el Supermercado.

Tienen laberintos, actividades para pintar asignando números a los colores, descubrir las diferencias entre dos dibujos, y el que se llama “Super Pega”, es para pegar calcomanías de objetos, leyendo sus nombres primero, hacer trazos básicos (ví videos en YouTube sobre cómo comenzar a tomar el lápiz:

https://www.youtube.com/watch?v=jSIExC_4-Ds

Allí hay otros muchos que les pueden servir).

También el rasgado de papel y el uso de las tijeras…

https://www.youtube.com/watch?v=sI6sfqp575g

Actividades de motricidad gruesa y fina, etc. Todo esto trabajamos entre sus dos y tres años.

 

 

 

Estos otros tres son de Ediciones Bambinos… con el de números, aprendió del 1 al 20… después se le hizo fácil deducir que 2 con 1 es veintiuno, que 2 con 2 sonn veintidós… estos también son de pegar calcomanías y leer frases cortas de letras grandes y coloridas.

 

 

3221fc12-9dea-4ce1-b3b1-41cc6faab61e.jpg

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Para su estudio bíblico adquirí esto:

El primero es doctrina para niños… aquí aprendimos que hay un solo Dios, que el Espíritu Santo es nuestro Consolador, que Cristo es nuestro Salvador, qué debemos hacer cuando pecamos, por qué es difícil obedecer, quién es Satanás, etc.

El segundo tiene libro para el maestro y para el alumno… hay una manualidad que hacer y una historia Bíblica para contar, que se enfoca en las relaciones del niño y su carácter: habla de la importancia y valor del trabajo, de la cooperación en  casa, del niño y su Iglesia, el niño en su Escuela, el niño y sus amigos, etc. todo basándose en un personaje o historia bíblica.

El tercero, fue el primer libro que empezamos a leer cuando tenía como 18 meses de edad… se los comenté aquí

El tiempo pasó… en nuestra casa, llegó el tiempo de que nuestro hijo fuera a la Escuela… ahora teníamos un preescolar en casa. Cuando esto sucedió, sumado al cambio en mi situación laboral, aunque me resistí por un tiempo a hacer la pausa en algunas de las actividades que solía desarrollar, el Señor pareció acercarse y decirme las palabras de este pasaje. Durante esa pausa, han sucedido cosas maravillosas… quiero contarles algunas para que renueven sus ánimos en su labor como madres y para cualquier otra cosa que les pueda ser útil. La selección de la Escuela, por ejemplo…

Cuando cumplió 4 años, hablamos con nuestro hijo sobre el hecho de que se acercaba el tiempo de ir a la Escuela, y que hay Escuelas donde hay espacios para leer y estudiar la Biblia y otras en las que no. Fuimos con él a ver un par de Escuelas que se ajustaban a lo que teníamos presupuestado invertir y ambas tienen cierto prestigio en la ciudad… la primera, no es muy grande, estaba en remodelación (no lo sabíamos hasta que llegamos)… el aula en donde estaría mi hijo tenía un par de goteras, no tenía la mejor iluminación, había áreas que aún estaban siendo completadas, el área de juegos no era tan atractiva… pero sabíamos que en ella los niños tenían clase de Biblia y devocionales una vez por semana.

Luego fuimos a la otra… un edificio grande, sus instalaciones eran hermosas, espaciosas, coloridas, hay juegos de toboganes, escaleras, una casita en un árbol… yo creía que en ella también había clase de Biblia, pero no. A mi hijo le gustó mucho esta última… pero algo pasó cuando le dijimos que no le enseñarían la Biblia en el aula… su respuesta aún me hace un nudo en la garganta…

El: “Prefiero la otra Escuela entonces”

Nosotros: “¿por qué?”

El: “Porque allá me enseñarán la Palabra de Dios, y en esta Escuela me enseñarán la palabra ¿de quién?… de nadie.”

Entonces decidimos que estaría en la primera Escuela que les cuento… las remodelaciones terminaron y ahora está mucho mejor, pero al inicio no era así. Así pasó su primer año de preescolar.

El Señor además, contestó mi oración sobre el aprendizaje de la lectura… nuestro hijo comenzó a leer sus primeras palabras y frases a los 4 años y medio (entre noviembre y diciembre de 2016). Cuando cumplió 5 años, recién en Junio pasado, le regalamos su primera Biblia con letra grande. Actualmente, estoy enseñándole a pintarla… él seleccionó los temas y los colores. Dijo que en rojo pintaríamos lo que hablara de Jesús, en amarillo lo que hablara sobre Dios, en azul lo que debemos obedecer y en verde cómo debemos portarnos con nuestros hermanos. El ya había visto mis Biblias pintadas, así que no fue raro para él hacer esto. Ahora acaba de comenzar su segundo año de preescolar.

Queridas hermanas y amigas… vean la gracia del Señor en lo que les cuento… toda idea que realicé, grande o pequeña, vino de la sabiduría del Señor. Nada de esto es mi mérito. Ni siquiera el deseo de que mi hijo aprendiera algo, porque también eso el Señor lo puso en mi corazón.

Sé que las circunstancias suyas y de su hijo pueden ser diferentes a las mías… para el Señor, la edad de su hijo, sus capacidades, si cuenta o no con el apoyo de su esposo, si cuenta con recursos financieros o no, no son limitantes… a él no le preocupan las cosas que nos preocupan a nosotras. Pero debemos recordar las palabras de David a su hijo Salomón: I Crónicas 28:20 “Dijo además David a Salomón su hijo: Anímate y esfuérzate, y manos a la obra; no temas, ni desmayes, porque Jehová Dios, mi Dios, estará contigo; él no te dejará ni te desamparará, hasta que acabes toda la obra…”

Pero no quiero que tenga una imagen que no es… nuestro hijo es pecador. Tiene nuevos aspectos en su personalidad que han surgido a medida que crece. Todo lo que sabe, aún no tiene la plena capacidad de recordarlo cuando hay conflictos, cuando quiere hacer su voluntad. En eso, también seguimos trabajando. La Palabra de Dios es nuestro libro de texto y la vara el material didáctico. La pausa era necesaria en esta y toda estas cosas.

Este día, disfruto de una semana de vacaciones en mi trabajo, y creí que ya era hora de volver a saludarlas y contarles un poco… me gustaría saber de ustedes también. Espero sus comentarios.

Sean cuales sean sus circunstancias, si usted es creyente, Dios le ha dado una descendencia para él… siga criando y entrenando con eso en mente. Que el Señor le bendiga.

 

 

 

https://revistavirtuosa.wordpress.com/2013/11/22/tu-bebe-puede-aprender-a-leer-1/

https://revistavirtuosa.wordpress.com/2013/11/22/tu-bebe-puede-aprender-a-leer-2/

 

Algunos cambios que me han hecho pensar

Por: Rebeca Argüelles de Manzanares

Salmo 127:3 “He aquí, herencia de Jehová son los hijos; cosa de estima el fruto del vientre.”

¿Cómo ha sido para ustedes este primer mes del año? ¿cómo van con sus propósitos y metas que se trazaron? Espero que con la gracia de Dios, vayamos todas esforzándonos por llevar a cabo las metas que nos propusimos para su gloria.

Para este año, he tenido cambios en mi trabajo como docente… mi horario cambió de una jornada de 12 horas semanales (que podía cumplir con toda solvencia presentándome solo 3 días a mi trabajo) a 30 horas, lo cual implica para mí, que ya no tengo el tiempo que tenía los tres años anteriores para estar con mi hijo que ahora tiene 3 años 7 meses… la noticia me tomó un poco por sorpresa, debo confesar, pero en cuanto me enteré, traté de pensar pronto cómo me organizaría para los días que vendrían. Estoy por comenzar la tercera semana de clases y aún estoy pensando cómo mejorar las ideas que se me ocurrieron al principio. En este contexto, sumándose el hecho de que a fines de Agosto debemos matricularlo en Kinder, y pensando que tengo tan poco tiempo, tomé algunas decisiones que quiero compartirles, las cuales hoy mismo por la mañana, reafirmé en mi corazón pensando en este pasaje que cité al comienzo.

Esta mañana fui a un Centro Comercial de la ciudad con mi hijo. Primero porque trabajé toda la semana y sentía que le debía tiempo a él. Como el clima está frío y hay mucho viento, actividades al aire libre no eran un opción, así que fuimos al área de juegos del Centro Comercial, que es un área muy limpia, colorida y agradable, con piso alfombrado y acolchonado, con toboganes y otros aparatos adecuados para los niños. Tanto los niños como los padres que quieran entrar a cuidarlos, deben entrar sin zapatos (hay algo en andar descalza en superficies alfombradas que me encanta, así que me los quité gustosa) No habían niños cuando llegamos así que no me afané mucho vigilándolo mientras corría, saltaba, se deslizaba en los toboganes, rodaba por el piso… Anduve corriendo con él un rato tras una pelota, pero luego llegó un niño y una niña con los que hizo amistad y dejó de hacerme caso a mí para jugar con ellos.

Me senté en los sillones que hay allí mismo en el área para seguir viéndolo. Como todo estaba bien, me ocupé de cumplir con uno de los propósitos que me hice cuando supe lo de mi trabajo. Escribo en una libreta (muy linda que tengo), cualquier pensamiento espiritual que venga a mi mente en el momento en que llega, para no olvidarlo. Estoy más ocupada ahora, así que no quiero que llegue un momento en que en mi mente solo hayan pensamiento de afán, de preocupación, de cosas por hacer… mientras veía a mi niño correr y jugar con sus amiguitos, considerando que el hecho de que hable, que corra, que tenga movimientos coordinados, que pueda relacionarse amistosamente con otros niños, son todos milagros que el Señor ha hecho en su cuerpo y personalidad, pensé en este Salmo 127:3, pero no en donde dice que los hijos son herencia de Jehová, sino en la segunda parte… que los hijos son “cosa de estima”. No tenía concordancia, ni diccionario ni comentario bíblico a mano cuando pensé en estas cosas así que se las comparto tal como vinieron a mi corazón.

Creo que todas entendemos lo que es estimar algo… pero al decirlo de los hijos, yo lo pensé como tener en sumo aprecio a esa persona a la cual yo misma dí a luz (esto parece obvio, pero lo digo porque en este mundo de locos, muchas madres no tienen idea de lo que es estimar a sus hijos, y todas nosotras lo sabemos por la noticias). Dios piensa que ellos son absolutamente dignos de toda nuestra estimación, aprecio y valoración. Si Dios piensa eso, no podemos pensar menos nosotras como madres.

¿Cómo puedo mostrarle a mi hijo que es valioso para mí? ¿Cómo puedo hacerle saber que tiene toda mi estimación, que lo aprecio sean cuales sean sus capacidades, sea cual sea su condición, sean cuales sean sus gustos y habilidades, sean cuales sean sus rasgos difíciles de carácter, su situación de salud, etc.? ¿Cómo puede hacerlo usted, querida madre lectora? Quiero seguir compartiendo las ideas que tuve esta mañana.

Bueno… pensé que darle prioridad a la instrucción espiritual del alma de su pequeño es el primer paso que debe dar. No crea que su hijo es pequeño o que no tiene las condiciones intelectuales para entender lo que la Biblia dice… léala con él, cante con él y desde luego, llévelo con usted al templo todas las veces que se pueda (también me refiero a las mamás que tienen niñas, pero me tardo mucho en estar escribiendo niño(a), hijo(a)… ustedes me entienden).

Pero esto no lo podrá hacer si la Palabra de Dios no está primero en su corazón de madre… así que, lea usted también querida mamá. Busque instrucción para su alma, porque el alma de su hijito es su responsabilidad en estos años de su niñez. No los pierda… no los desperdicie.

Creo que es pecado que no estimemos a nuestros hijos como seres inmensamente valiosos para el Señor y para este mundo en el que deben vivir por ahora. He oído algunas madres lamentarse de la época en la que nacieron sus hijos, con tanta maldad y violencia… pero si usted ve a su hijo como alguien que puede hacer la diferencia, puede trabajar en él con esperanza y gozo enseñándole la Palabra del Señor.

Ahora quiero compartirles las metas que nos planteamos con nuestro hijo en estos meses previos a su ingreso al Kinder… por si alguna de ustedes está en la misma condición que nosotros:

1.- Capacitarlo para que vaya al baño totalmente por sí mismo (porque todavía me necesita cuando termina sus asuntos allí).

2.- Capacitarlo para se vista y desvista totalmente por sí mismo (porque todavía le cuesta quitarse las camisetas, y abrochar los pantalones).

3.- Capacitarlo para que comience a bañarse solo.

4.- Hablarle regularmente de lo que hará cuando esté en el Kinder aprovechando las actividades diarias (por ejemplo, a veces me pide que yo le dé los últimos bocados de sus comidas, y le digo que puede terminarla él solo porque en el Kinder, los niños comen toda la comida ellos solos).

5.- Coleccionar sitios web con recetas para meriendas infantiles saludables (de paso les digo que http://diaadiamimenu.com/blog/ tienen excelente ideas. Si saben de otros sitios, comenten por favor).

6.- Reafirmar diariamente principios de obediencia y cortesía. Hablar sobre los juegos y las reglas del juego (no hacer trampa, no empujar, no molestar, no gritar, saber perder, no ser presumido, aceptar y ofrecer disculpas, etc.)

7.- Animarlo a trabajar con colores, tijeras infantiles, pegamento y diversas clases de materiales que podrá usar cuando llegue al Kinder y a que no maltrate sus trabajos manuales (porque este hijo mío no es muy delicado cuando agarra sus cosas para llevarlas de un lado a otro y otras veces hasta se sienta en ellas porque ni se fija… ya lo imaginarán…).

Si su hijo está en la misma edad que el mío y ya adquirió algunas de estas habilidades, ¿Qué hizo usted para ayudarlo a lograrlas? A muchas nos gustaría saber el secreto de su éxito. Siéntanse libres de comentar!!!

Queridas madres compañeras de lucha, mi oración es con ustedes para que logremos la mayor meta para nuestros hijos… conducirlos a la conversión, a que crean que Jesús es su Salvador (mi esposo y yo oramos y trabajamos para que antes de sus 10 años de edad, nuestro hijo pueda llegar a esta convicción… aunque la conversión de un alma es un milagro del Señor, la Biblia nos manda predicar el Evangelio y lo ideal es que los primeros en oírlo de nuestra voz, sean nuestros hijos).

Se fue el primer mes del año… ¿listas para el segundo? Un gran abrazo…

 

 

Mi hijo y yo en la ciudad de Siguatepeque, Comayagua, donde me acompañó a una conferencia bíblica.

Más recomendaciones del lectura

Queridas hermanas y amigas, como mi proyecto de lectura anual está en curso, les comparto dos de los libros que he estudiado en lo que va del año… de verdad los recomiendo. Espero que puedan adquirirlos y estudiarlos también. Estoy segura que serán de bendición para ustedes.

descarga4

 

descarga (5)

 

En el caso del libro del Pastor Swindoll, les comparto también el sitio donde pueden encontrar algunos audios sobre ese tema y otros muy interesantes.

http://www.elsitiocristiano.com/ministries/vision-para-vivir/listen/

Busquen en la lista de programas y encontrarán el tema de la crianza de hijos. Que les aproveche!!! Bendiciones.

 

 

Cómo ayudar a los niños a beneficiarse del sermón

Miren esto mis queridas hermanas y amigas, para que también lo compartan con sus esposos, otras madres y con sus Pastores. Me parecieron ideas muy interesantes. 

Por Erik Raymond

Como pastor a menudo me hacen la pregunta: “¿Tiene algún consejo para ayudar a mis hijos a beneficiarse del sermón?”

Esta es una pregunta que realmente aprecio porque reconoce la importancia de la predicación de la Palabra de Dios y nuestra recepción de la misma. Reconoce que hasta los niños han de oír y hasta donde lleguen sus capacidades, entender lo que se predica.

Lo que sigue son algunas de las cosas que he hecho como papá y también como pastor.

Los padres antes del sermón

Lea el pasaje como familia antes de la mañana del domingo. Esto es fácil y muy importante. Oyen el pasaje leído por papá o mamá y ven su compromiso con la Palabra de Dios. Esto va más allá de lo que pueda imaginar.

  • Haga y responda a preguntas sobre el pasaje. Al leerlo haga preguntas que les ayuden a ver las conexiones y otras características importantes.
  • Resalte los temas clave.
  • Tome notas particulares sobre el contexto. Un buena Biblia de estudio es útil aquí.

Oren por el pastor y por los que se reunirán en la mañana. Después de la lectura tome algún tiempo para orar por el pastor y el servicio. Ruegue a Dios que muestre la belleza de Cristo y fortalezca la confianza de la gente en la Biblia.

Pregunte a los niños (especialmente los pequeños) para escuchar un punto clave. Si pueden escuchar una cosa y realmente lo entienden entonces usted está ganando.

Ore antes de salir del coche. Después de conducir a la iglesia tome un momento para orar en familia. Oren para que se escuche, preste atención y amen la Palabra de Dios.

Padres Durante el Sermón

Es muy importante no sólo entrenar a sus hijos a sentarse “quietos y estar en silencio”, sino también a estar atentos a la predicación de la Biblia. Como padres, no queremos simplemente niños tranquilos de buen comportamiento, sino más bien niños que amen la Biblia amorosa, estén saturados del evangelio, afirmen las promesas, y que transformen el mundo. Esto comienza con la predicación.

  • Proporcione a los niños papel, lápiz, y una Biblia.
  • Repita cosas importantes durante el sermón.
  • Señale los versículos en su Biblia.
  • Sonría –No le de sólo una mirada amenazante, no es una visita al dentista!
  • Comprométase Ocúpate tú mismo. Deshágase de todo su trabajo si usted está cabeceando, comprobando Facebook, o las puntuaciones del partido.

Los Padres Después del Sermón

  • Mire sus notas (o garabatos).
  • Haga preguntas de seguimiento.
  • Ayúdele a hacer una aplicación personal.
  • Ore por el crecimiento del evangelio.

Pastores Antes del Sermón

  • Proporcione el texto del sermón desde unos días de antelación. Sé que esto es un trabajo extra, pero he encontrado que vale mucho la pena. Publicamos el resumen y el texto desde unos pocos días antes del domingo y animamos a la gente a leerlo y prepararse.
  • Proporcione el bosquejo del sermón de antemano. Véase más arriba.
  • Resalte algunas “palabras para los niños.” En un sermón es posible que pueda considerar: “Santidad, Soportar, Disciplina” en otro puede ser encerrar en un cuadro “Gracia, pecado, fe.”
  • Oremos por los niños y los jóvenes en su iglesia.

Los pastores durante el sermón

  • Recuerde que usted está predicando a una amplia variedad de personas, incluidos los jóvenes. Esto ayuda en la preparación y la oración.
  • Abórdelos. Recientemente traté de afirmar el punto de que todas las promesas de Dios se cumplen en Cristo (2 Cor. 1:20). Hablé acerca de la forma en que estaban atados a su dedo por así decirlo. He utilizado el ejemplo de Jorge el Curioso teniendo todos los globos en su dedo y todas las promesas, como globos que están conectadas a Cristo. A medida que avanza así lo hará las promesas. Los adultos pueden reír pero los niños parecen captarlo.
  • Trate de hacer pegajosos los principales puntos. Podemos decir cosas que un montón de maneras diferentes. Si usted puede poner su punto en algo que ya hacen (Legos, Elsa, deportes, héroes, etc.) entonces usted está ayudándoles a comprender.

Hay muchas otras cosas que podrías hacer, pero esto es sólo una lista de cosas que hemos encontrado útiles en nuestra familia y la iglesia. Tal vez usted tiene otras; no dude en hacer una lista en los comentarios para que otros puedan beneficiarse de ello.

Disponible en: 
https://evangelio.wordpress.com/2015/04/14/cmo-ayudar-a-los-nios-a-beneficiarse-del-sermn/#comment-18184

 

 

Manifiesto de la mujer verdadera

Saludos queridas hermanas y amigas!!! Quiero compartir hoy con ustedes un documento muy importante que nos llega desde el sitio de Avivanuestroscorazones.org.

Se trata del Manifiesto de la Mujer Verdadera. No voy a explicar mucho en qué consiste porque en el mismo encontrarán las instrucciones para trabajarlo. Pueden imprimirlo y estudiarlo solas o en grupo. Espero que sea de mucha utilidad.

manifiesto_mujer_verdadera

Se los dejo también en inglés… manifesto-booklet

No olviden pasar por nuestro sitio en Facebook, para ver los videos de la Conferencia Mujer Verdadera 2015!!!!